La cantidad de muertes sospechosas por el consumo de licor adulterado con metanol aumentó y ya se contabilizan 25.

Así lo confirmó el Ministerio de Salud la tarde de este lunes. Los decesos ocurrieron en Santa Bárbara de Heredia y Santa Cruz, Guanacaste.

En total se ha hospitalizado a 59 pacientes por intoxicación con metanol, de los cuales han fallecido 25, según datos de la Unidad de Vigilancia de la Salud del Ministerio de Salud.