Mossack Fonseca denuncia que la cinta protagonizada por Gary Oldman y Antonio Banderas les presenta como abogados «despiadados e indiferentes»

El bufete panameño Mossack Fonseca, epicentro de los denominados Papeles de Panamá, ha demandado a Netflix por presunta «difamación» en la película «The Laundromat», según la demanda a la que tuvo acceso Efe este miércoles. Los fundadores del despacho, Jürgen Mossack y Ramón Fonseca Mora, insisten en que la cinta protagonizada por Meryl Streep, Gary Oldman y Antonio Banderas supone «invasión de privación», «publicidad falsa» y «violación de marcas». Además, denuncian que se les presenta como «abogados despiadados e indiferentes, que están involucrados en lavado de dinero, evasión de impuestos, sobornos y/u otras conductas criminales».

La demanda enviada a Efe, que consta de 42 páginas y cuestiona cientos de escenas de la película, fue presentada el martes en un tribunal de Connecticut (Estados Unidos) y no especifica el monto de indemnización que la firma le reclama a Netflix.

Los abogados piden cancelar el estreno de la cinta, que ya está en la plataforma, porque temen que pueda interferir en una investigación que el FBI les sigue en Nueva York y acarrearles nuevas acusaciones en Panamá, donde son investigados por el caso de las «offshore» y pasaron varios meses en prisión preventiva por la trama de corrupción brasileña Lava Jato.

«La falsa representación en la pantalla de su participación en lavado de dinero y otros delitos representa una amenaza inmediata y una violación al debido proceso de los demandantes», indica la demanda, en la que Mosscak y Fonseca también denuncian que Netflix carece de permiso para usar sus nombres y el logo del bufete de abogados.