Así lo ha constatado un equipo de expertos de la Universidad de Birmingham (Reino Unido) que comparó la capacidad de un grupo de participantes para desarrollar masa muscular. Analizaron dos grupos: personas mayores de 60 años que hacían ejercicio al menos dos veces por semana durante al menos 20 años (esto es, que incluso seguían compitiendo en su categoría deportiva aun incluso con 70 u 80 años), y aquellos que no tenían una rutina de entrenamiento constante.

Los investigadores esperaban que los atletas expertos tendrían una mayor capacidad para crear músculo debido a sus niveles superiores de condición física durante un período prolongado de tiempo. De hecho, los resultados mostraron que ambos grupos tenían la misma capacidad de desarrollar músculo en respuesta al ejercicio.

Según los expertos, los participantes tuvieron estos resultados porque el cuerpo reacciona al  estrés físico a cualquier edad

Cuando el estímulo es aplicado al cuerpo, este hace adaptaciones para moderar el estrés. La actina y la miosina son las dos proteínas principales dentro de los músculos que son responsables de la contracción muscular. Aumentan a medida que hacemos ejercicio, construyendo más proteínas para que los músculos se fortalezcan.

El estrés por ejercicio daña las células musculares o las fibras. A medida que el cuerpo las repara, se hacen más grandes de lo que eran antes, construyendo músculo. En resumen, el nivel de experiencia del deportista realmente no importa mientras la resistencia o el ejercicio sean desafiantes